Ex-caos (segunda parte)

Voy a contar como fue mi tormentosa relación con Edgar.

Como ya cité anteriormente, al dejarlo con Alejandro empecé a verme de nuevo con Edgar aunque a la vez lo hacía con otros chicos, esó le formo varios prejuicios contra mí pero seguíamos viédonos. Un día me di cuenta de que me estaba enamorando de Edgar así que le dije que me gustaría llevar nuestra relación un paso más lejos a lo que el se negó porque me juzgaba.

Despuésde varios meses viendonos sin ir más allá un día le dije: “Edgar, mira como nos comportamos, nos vemos cada día, nos echamos de menos, nos llamamos….. esto ya no es amistad “”especial”” si te das cuenta, ya somos novios”. Él no pudo negar esa obviedad así pues, este fue el inicio de nuestra relación amorosa.

No fue algo demasiado romántico pero a nosotros nos iba bien. Entonces empezaron los problemas, nuestra relación fue una carga de dos años llena de peleas y discusiones. Él, es un chico bastante a la antigua, le gusta controlar todo sobre su pareja y yo soy muy libre e extrovertida (hasta ciertos limites) y este hecho de mi personalidad, el que fuésemos tan opuestos el uno del otro causo constantes peles. Mínimo una a la semana, normalmente casi siempre que salíamos de fiesta y consumíamos alcohol, acabábamos pasando la noche entera discutiendo, nuestros amigos ya no sabían que más decir o hacer, pero nosotros dos insistíamos en que solo era una mala racha y que todo iría a mejor. Solo era un autoengaño.

El punto final de nestra relación fue a falta de un mes para hacer los dos años de novios formales, concretamente el día de mi cumpleaños. Habré repasado mil veces esta historia en mi cabeza…

Edgar me dijo que saliera sola con mis amigas para no estropear mi cumpleaños pero su plan era hacerme una sorpresa y venir sin avisar. La verdad es que me encantó saber que había venido a verme en mi cumpleaños, lo que ninguno de los dos calculó fue el porcentaje de alcohol que él ingirió. Empezó a intentar ligarse a la novia de un amigo suyo con el novio y yo delante a lo que los dos nos cabreamos muchísimo. Empecé a discutir con él hasta que finalmente le dije que no quería verle más y que al día siguiente ya hablaríamos.

Edgar se tomó esta respuesta más mal que de costumbre así que, allí en medio de la discoteca y con nuestros amigos mirando, se abalanzó hacia mi con la mano levantada dispuesto a girarme la cara (era la primera vez que hacía algo semejante). Por suerte un conocido mío había visto que esa noche era diferente y que acabaría peor que de costumbre así que avisó a un portero de la discoteca que llegó justo en ese momento.

Para mi ese momento fue la señal, la señal de que no había amor, no había confianza y solo había rutina posesión y dolor. Así pues al día siguiente hablé con Edgar decidida a terminar lo nuestro. Poco después me enteré de que mientras el era celoso y me acusaba de engañarle (mientras eramos novios) todos esos celos venían porque ÉL SI que me había engañado.

Obviamente no quiero volver a ver a esta persona en mi vida y ahora porfin soy feliz con mi novio, Aleix.

La historia de mi novio Aleix.

http://wp.me/p3CBVC-1C

En el post anterior, la primera parte de mi ex-caos comenté que antes de Edgar tube una breve relación con un chico llamado Alejandro, primer novio, mi primer amor, pero esa es una historia que ya os contaré mañana.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s